<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8872769\x26blogName\x3dLa+humanidad+esta+chiflada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://fuanis.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CO\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://fuanis.blogspot.com/\x26vt\x3d-4701098301086240528', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

domingo, enero 08, 2006

EUCLIDES

Por fin! Soy muy feliz!!!! Los reyes llegaron a mi casa cargados de regalitos, entre ellos Euclides. Lo estaba esperando hacía bastante tiempo. Soñaba con él, aún sin conocerlo. Me cuentan fuentes confiables, que los pobres reyes sufrieron mucho tratando de encontrar uno que se ajustara a lo que yo me había imaginado y sin saberlo, le atinaron muy bien.

Me impresiona su perfección. A pesar de ser tan pequeño es simétricamente perfecto. No le sobra, ni le falta, sin defectos, sin problemas, un especimen como ningún otro, y ahora es mío!

Su forma, su tamaño, su color... Me encantó. Los reyes son unos duros! Encontraron el perfecto para mí.

Ya lleva dos días conmigo, y sigo admirándolo, aunque debo reconocer que debido a mis problemas serios de atención, cuando llegó no lo ví. Ahora simplemente no puedo dejar de mirarlo. Vive en mi cuarto, conmigo, al lado de la luz que guía mis sueños, una lamparita que me regaló una persona a la que quiero mucho. Le da luz y calor cuando lo necesita.

Hoy por fin lo bautizamos... bueno, lo bautizó mi "hermanita", por que no se me ocurría qué nombre ponerle y le pedí un poco de ayuda. "Euclides" dijo ella y como si se tratara de una palabra mágica, pude notar como su nuevo nombre le había gustado mucho.


Espero que me acompañe por mucho tiempo. Sin más preámbulos les presento a Euclides: Mi bonsai.